La guerra más breve de todas las guerras.

Ocurrió el 27 de agosto de 1896. Por un lado Gran Bretaña y por el otro, su por entonces sultanato independiente de Zanzíbar ( territorio insular africano hoy integrado en Tanzania ). La guerra fue declarada a las 9:02 de la mañana y finalizó 38 minutos después,  a las 9:40. La flota británica, al mando del contralmirante Harry Holdsworth Rawson( 1843-1910 ), presetó un ultimátum a Said Jlid, que acababa de derrocar al sultán impuesto por los británicos, para que se rindiera y abandonara el palacio. El únic barco de guerra de Zanzíbar, el mercante transformado Glasgow, al acercarse a la flota británica, fue hundido con dos certeros cañonazos. Inmediatamente esos mismo cañones dirigieron sus bocas hacia el palacio del sultán, quien, a la vista del cariz que tomaban los acontecimientos, se rindió incondicionalmente. No obstante, los cañones dispararon y destruyeron el palacio. Acabada la efímera guerra, los británicos exigieron que el nuevo gobierno de Zanzíbar pagara las municiones utilizadas en la refriega, en concepto de reparaciones de guerra. Por su parte, Rawson ffue condecorado con la Estrella Brillante de Zanzíbar, de primera clase, por el nuevo sultán Hamud ibn Muhammad, el cual tuvo que presidir sus primeros actos como tal en una tienda quechua de la época.

Jesús González.

About these ads

3 pensamientos en “La guerra más breve de todas las guerras.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s