La pócima secreta de la eterna juventud está en nuestro poder !!!

En 1889, el médico francés Charles Edouard Brown-Séquard (1817-1894), tras haber enviudado a los setenta años y haberse enamorado luego de una joven, decidió iniciar consigo mismo una terapia destinada a rejuvenecerse. En tal sentido, ese mismo año informó a la academia francesa de un revolucionario tratamiento antienvejecimiento, que consistía en inyectarse un extracto de

Tu voto: